Julio Benito - juben.es

Servicios

a su servicio

Especialización

especializacion

Clientes

clientes juben

Normativa

 

normativa

El 'boom' del gas acaba con el dominio del sector del petróleo.

Por Anjli Raval / David Sheppard | Financial Times

Actualizado: 24/02/2018

La industria del crudo piensa ahora en el gas como nunca antes. Las principales petroleras como Royal Dutch Shell y BP dedican cada vez más inversiones a la producción de gas y a las energías renovables.

Los ejecutivos del sector del crudo que controlan la materia prima más preciada del mundo suelen ser el gran atractivo de la Semana Internacional del Petróleo, que se celebra todos los años en Londres. Sin embargo, cada vez más son los líderes del sector gasístico los que acaparan toda la atención.

Durante años, se ha prestado poca atención al sector del gas en las grandes reuniones de la industria energética, ya que se consideraba un mercado secundario al que le faltaba peso internacional.

El crudo tiene más peso que el resto de mercados juntos y la industria siempre ha mostrado su superioridad. Sin embargo, últimamente se están produciendo cambios importantes.

La revolución del coche eléctrico ya es un hecho y los gobiernos recurren cada vez con más frecuencia a los combustibles más ecológicos y a las energías renovables, lo que representa todo un desafío para el petróleo.

La Semana Internacional del Petróleo siempre ha atraido a miles de operadores, ejecutivos y autoridades, que acuden a los mejores hoteles de Mayfair, el exclusivo barrio londinense. Este año, de los tres días que dura el evento, se dedicó una jornada entera a que los expertos en gas y combustibles más limpios expusieran sus tesis frente a un público acostumbrado a oír hablar solo de petróleo, lo que para los analistas es reflejo de los cambios que atraviesa el sector energético.

Keun-Wook Paik, del Oxford Institute for Energy Studies, y asesor de la conferencia, explica que los organizadores responden a la información de la industria del crudo que intenta abordar su futuro a largo plazo, con las amenazas que representan los combustibles que compiten con el petróleo. "En 2013, la idea de un programa de gas por separado ni se planteaba. Nunca se pensó que cobraría tanta relevancia", reconoce Paik.

La industria del crudo piensa ahora en el gas como nunca antes. Las principales petroleras como Royal Dutch Shell y BP están dedicando cada vez más inversiones a la producción de gas y a las renovables. El gas supera al petróleo en un 25% entre los recursos que esperan decisiones relacionadas con las inversiones, según la consultora energética Wood Mackenzie. Mientras, las principales empresas que comercializan materias primas, como Vitol y Trafigura, están invirtiendo en publicitar el gas natural licuado (GNL), lo que contribuirá a que aumenten las operaciones con gas y su relevancia como materia prima global. El mayor cambio, sin embargo, es que la industria se está planteando seriamente si la demanda de crudo alcanzará su máximo en las próximas décadas, lo que llevará a las compañías a plantearse el valor a largo plazo de sus modelos de negocio.

El discurso ha cambiado mucho en el último año y las grandes petroleras empiezan a hablar del gas y del futuro de la energía", explica Marco Alverà, consejero delegado de Snam, la empresa italiana de infraestructuras de gas natural y ex directivo de Eni.

Más allá del petróleo

Alverà cree que las empresas energéticas ahora están dispuestas a hablar en público del mundo más allá del petróleo, lo que hará entender a sus ejecutivos las implicaciones y oportunidades del gas y el auge de los combustibles alternativos. El sector energético intenta entender si el gas actuará de puente entre el petróleo y las renovables o se convertirá en el combustible definitivo si las alternativas y tecnologías más limpias no consiguen hacer frente al aumento de la demanda. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que si los gobiernos adoptan políticas más agresivas, la cuota de suministro energético del gas y las renovables podría alcanzar el 54% en 2040, frente al 36% de 2016.

Algunos grandes productores de crudo aseguran que el petróleo mantendrá su dominio, aunque la cuota energética del gas y las renovables aumenten. En opinión de Pratima Rangarajan, responsable del vehículo de inversión de la Iniciativa del Petróleo y el Gas sobre el Clima, un colectivo que engloba a 10 grandes energéticas que luchan contra el cambio climático, "el cambio es real y las petroleras ya hablan de otras energías alternativas al crudo. Los ejecutivos saben que tendrán que ofrecer energías de un modo sostenible".

Se espera que el consejero delegado de BP, Bob Dudley, y el responsable de producción de Shell, Andrew Brown, aborden la nueva situación energética con una visión más global. Louise Kingham, consejera delegada de Energy Institute, que organiza la Semana Internacional del Petróleo, cree que el papel del gas en la industria contribuirá a reubicar al petróleo y los otros combustibles.

Coincidiendo con el evento, el Energy Institute ha publicado un documento en el que advierte de que la industria energética necesita tomar medidas sobre las emisiones de metano durante la producción y el transporte de crudo si quiere mantener su reputación. "Actuamos como un amigo crítico", explica Kingham.

Paul Stevens, del think tank Chatham House, que ha asesorado durante décadas a productores de petróleo, cree que "la industria del crudo tiene que entender que no puede mirar hacia otro lado. Necesita adaptarse al nuevo futuro energético, en el que el gas y las renovables arrebatarán la corona al petróleo. Estamos en medio de una gran transición energética en la que todos los cambios llegarán mucho antes de lo que pensamos.

expansion.com

Categoría: Renovables

Negocios

Gasocentros, Estaciones de servicio y unidades de suministro

Stats 3
Formulario para Inversores
Discuss
Formulario venta-alquiler

                                                       Video resumen JSP17 002

noticias

                                                       logoglobal

Asefiget.com